Defensa jurídica

Las pólizas de Defensa Jurídica tienen como objetivo la Dirección y Profección Jurídica de los intereses de la empresa.

En realidad, es como disponer de un equipo de abogados particulares.

Mediante una póliza de Defensa Jurídica de Empresa o Autónomo tendrá garantizados los gastos generados en reclamaciones, tanto en las reclamaciones que como asegurado deba plantear a terceros, como en las reclamaciones que Ud. deba responder.

 

COBERTURAS

A pesar de que las coberturas varían dependiendo de cada Compañía Aseguradora, existen muchas garantías que suelen ser genéricas tales como las siguientes: 

  • Los gastos para reclamar indemnizaciones por daños que el Asegurado haya sufrido tanto en su persona como en sus bienes, siempre que no formen parte de una relación contractual. 
  • Conflictos por problemas de consumo (Contratos de suministros, servicios, compra venta de bienes, etc.).
  • Defensa Civil.
  • Defensa Penal del Asegurado, si no se ha incurrido en mala fe, y también en un Pleito Civil. 
  • Defensa de los intereses del Asegurado en el caso de reclamaciones de los trabajadores por cuestiones laborales. 

Estos contratos no suelen asegurar las reclamaciones contra Entidades financieras, Derechos de familia, Hacienda y Seguridad Social.